la Nena, masticando el tenis de mamá sin ningun remordimiento